Categorías
Artículo anterior

Construcción de Jardines

Si queremos que nuestra vivienda luzca hermosa, sumemos a su edificación un espacio que brinde cierto aire de sofisticación y frescura, aspecto que no es fácil de conseguir con otros elementos decorativos más que con plantas. Estas nunca pasan de moda y pueden verse muy bien por muchísimos años.

Para diseñar nuestro jardín; debemos tener en cuenta algunos elementos tales como la orientación, que refiere a los puntos cardinales. Lo deseable es construirlo de cara al norte. No obstante la radiación solar dependerá de las condiciones atmosféricas, el período del año, la hora del día y de la latitud del lugar.

Hay que tener en cuenta la inclinación del suelo; mayor radiación perpendicular al sol; la exposición del suelo, la zona sur deberá recibir una insolación más reducida que al norte.

Respecto al suelo, no olvidemos que los oscuros absorben más radiación solar, que no significa mayor calor. Más rápido se calienta la arena como también se enfría en el menor tiempo posible. El beneficio adicional de éste último elemento es que mantiene por más tiempo el calor del agua.


La siguiente tarea es elegir las plantas. Si quieres aportar textura y color en un espacio verde y durante todas las estaciones, una opción asegurada es escoger las herbáceas. De atractivas flores y hermoso follaje, suelen necesitar la exposición del sol; sin embargo algunas especies sobreviven bien a la media sombra o sombra completa.

Regular o irregular el cantero, lo importante es que su ancho tenga por lo menos la mitad de su largo para lograr un mejor efecto.

Para que él o los canteros luzcan por lo menos tres estaciones, usa especies con largo período de floración, que abarque desde la primavera hasta el otoño, como las siguientes:


No olvidemos un elemento primordial para la vida, el agua. Recurriremos a ella para mantener nuestro jardín con mayor frecuencia a medida que la temperatura se torne más elevada. Las fuentes pueden ser las provenientes del servicio público, de pozos subterráneos, de la que juntamos de la lluvia por medio de aljibes, de tajamares, ríos, lagos y arroyos.

Lo expuesto no es todo, una vez por semana tendrás que inspeccionar las plantas a fin de detectar plagas o enfermedades. Si visualizas algo anormal, actúa curativamente, es decir recurre a químicos ecológicos, captura manual, podas de saneamiento, etc.

#HINCATIPS


No dejes de lado la mejora del suelo, labralo, agrégale abono orgánico (turba, estiércol, mantillo) y controla los drenajes.

Siguiendo estos consejos prontamente te darás cuenta a través de insistentes miradas o directamente te dirán lo hermoso que luce tu jardín.


Artículo siguiente
Te puede interesar
Síguenos en
  • facebook-logo-button
  • youtube-symbol
  • twitter-logo-button
  • Facebook Clean
  • Twitter Clean
  • Instagram Clean

® Copyright HINCA 2016 - Todos los derechos reservados

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now